Areté es, ante todo, una comunidad de personas con valores e intereses intelectuales comunes; así como un lugar de encuentro y de diálogo sobre temas diversos como la política, la economía o la filosofía.

Te animamos a formar parte de este apasionante proyecto. 


SOBRE NOSOTROS

La Asociación Areté es una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es crear una comunidad de jóvenes comprometidos con la defensa de unos ideales tan vilipendiados en la actualidad, como la dignidad humana o la libertad individual alejada de los feroces colectivismos de nuestro tiempo. Asimismo, nuestra actuación no parte de la fe ciega en unos valores a priori superiores, sino del análisis crítico de éstos a partir de su riguroso estudio y su confrontación con posturas opuestas.

Areté está dirigida por gente joven que quiere desarrollar su potencial de liderazgo poniendo su talento al servicio de aquéllos que buscan evadirse de la cultura dominante en la sociedad, a menudo tan alejada de todo espíritu crítico y rigor científico. Al mismo tiempo, contamos con un nutrido grupo de socios que encuentran en Areté un punto de encuentro y diálogo con base en intereses intelectuales e inquietudes sociales comunes. Estos son admitidos con base en su trayectoria personal y profesional, potencial de liderazgo y su compromiso para marcar la diferencia tanto en España como fuera de ella. Este carácter internacional nace como respuesta a la necesidad de que la juventud se organice globalmente, pues esta generación tiene la pasión, dinamismo y espíritu necesarios para moldear un futuro lleno de optimismo y grandes logros. 


NUESTROS VALORES

Prioridad de la persona

La dignidad intrínseca de cada ser humano trae consigo una serie de derechos y obligaciones para uno mismo y hacia los demás. La moralidad es importante para guiar nuestras acciones de cada día; una moralidad que es parte de nuestra naturaleza social, que nos lleva a interactuar con otros. Las relaciones voluntarias deben ser alcanzarse desde, y a través, del respeto en todos los aspectos económicos, religiosos, políticos y personales de la vida.

DEFENSA DE LA SOCIEDAD CIVIL

Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza. Creemos que las instituciones sociales como la familia y las organizaciones de personas separadas de los actores públicos y estatales son los más capacitados para la defensa de valores morales, así como para contribuir a la promoción de la cultura y la educación.

Libertad individual

En ocasiones, la libertad se deja a un lado en aras de una mayor igualdad o seguridad. Nosotros, por el contrario, defendemos la primacía de la libertad, entendida como la facultad de tomar nuestras propias decisiones, así como la obligación de asumir la responsabilidad de las mismas. La libertad implica así no solo un derecho, sino también una obligación.